Carnaval Del Toro en Ciudad Rodrigo

Carnaval Del Toro en Ciudad Rodrigo

601
0
Compartir

RESUMEN – CARNAVAL DEL TORO 2016

La localidad de Ciudad Rodrigo, acogió hace tan solo unas semanas, la celebración del Carnaval del Toro 2016, un festejo que causó gran expectación, y atrajo a numerosos aficionados y cortadores, de diversos lugares del país.

El “campanazo”, celebrado el viernes día 5 de febrero, dio comienzo al tan esperado Carnaval, y por lo tanto, a sus tradicionales encierros, capeas y posteriores desencierros.

Ese mismo día, se celebró la primera capea nocturna. Un festejo que contó con la suelta de dos astados de Luis Terrón, de buena presencia, que permitieron disfrutar al público allí presente, aunque perdiendo el respeto hacia el animal en algunas ocasiones. Destacar dos sustos sin consecuencias, ambos provocados por las caídas de varios aficionados a merced de los astados.

El sábado de Carnaval, comenzó con la suelta del ya tradicional Toro del Antruejo. El astado, reseñado para la presente edición, fue un morlaco de la ganadería de Los Puentes del Castillejo, con buenas hechuras pero con un peso un poco excesivo para las calles.

El toro no ofreció el juego esperado, ya que tras salir con fuerza en los primeros metros del recorrido, perdió fuerzas, impidiendo así el lucimiento de cortadores y maletillas. Los bueyes, provocaron varios sustos, al arrollar a algunos aficionados.

Unas horas después, se celebró el primer encierro urbano, con tres astados de la ganadería de Luis Terrón. Un encierro rápido, lo que provocó que en el tramo de “El Registro”, se produjeran dos sustos, ambos provocados por caídas de corredores, que no pudieron evitar resultar cogidos, aunque afortunadamente, no sufrieron consecuencias mayores.

Los astados permitieron disfrutar a los cortadores y maletillas, durante las capeas, aunque no se pudieron ver grandes detalles.

El Concurso de Recortadores, programado para la noche del mismo sábado, fue suspendido por el tiempo.

El domingo de Carnaval, como cada año, destacó por la celebración del encierro a caballo. Esta edición, contó con la suelta de seis astados de la ganadería de Aguadulce, aunque finalmente, solo lograron ser enchiquerados en los corrales del coso mirobrigense, cuatro de ellos. El encierro, se desarrolló con numerosas complicaciones y sustos, algunos de ellos con consecuencias graves, como en los primeros metros del recorrido, cuando varios astados rompieron el vallado en el cual estaban situados varios aficionados. Estos no pudieron evitar resultar corneados. Además, varios de los morlacos, huyeron del recorrido, y resultaron escapados.

Tras una larga y difícil tarea, lograron enchiquerar, como dije anteriormente, a cuatro de ellos, los cuales más tarde serían soltados en las respectivas capeas.

Los astados, afectados por el notable cansancio, no ofrecieron el juego esperado, aunque uno de ellos, destacó por su bravura, consiguiendo así, el premio al “toro más bravo del Carnaval”, algo que causó controversia entre los aficionados.

Además, durante la capea, se produjeron dos sustos, uno de ellos de gravedad, al resultar prendido y corneado un aficionado, en la zona del muslo. Este fue trasladado a la enfermería y posteriormente, al hospital.

El lunes de Carnaval, comenzó con la celebración del encierro urbano, que contó con la suelta de seis astados de la ganadería de Los Puentes del Castillejo, los cuales realizaron un encierro rápido y limpio. Además, alguno de los morlacos permitió el lucimiento de cortadores y maletillas, durante las capeas, principalmente, el astado soltado en primer lugar en la capea matinal. Destacar un susto, de un mozo, que resultó arrollado por uno de los morlacos, aunque afortunadamente, sin consecuencias graves.

En la noche del lunes, se celebró la segunda capea nocturna, en la cual se dio suelta a dos astados de la ganadería de Luis Terrón, los cuales permitieron disfrutar al público allí presente, aunque no se pudieron ver grandes detalles.

El último día del Carnaval, el martes, comenzó con la temprana suelta del Toro del Aguardiente, un astado que causó buenas sensaciones y opiniones entre el público, y que además de contar con una impecable presencia y trapío, tuvo un buen comportamiento durante su suelta.

Unas horas después, se celebró el último encierro urbano del Carnaval. Un encierro veloz y aparentemente limpio.

Los seis astados reseñados para dicho encierro, y las posteriores capeas, pertenecían a la ganadería de Hnos. Cambronell.

Durante las capeas, ofrecieron un gran juego en líneas generales. Destacar el comportamiento del segundo morlaco soltado en la capea matinal, que, con una notable bravura, permitió el lucimiento de cortadores y maletillas, por lo que recibió numerosos elogios por parte del público. Tras finalizar el último desencierro, se dio por concluido el Carnaval del Toro .
Redacción: David Bustos (@david_taurino_)

No hay comentarios

Dejar una respuesta